Skip links

El Proyecto 5G Troncal del Magdalena 2 logró su cierre financiero

Bogotá D.C., 8 de abril de 2024. La Concesión Autopista del Río Grande, encargada de la ejecución del Proyecto de Quinta Generación Troncal del Magdalena 2, corredor vial Sabana de Torres – Curumaní, alcanzó el cierre financiero, lo que le permite continuar avanzando en uno de los proyectos de conectividad vial de mayor envergadura y relevancia para la competitividad del país.

 

La Concesión, respaldada por sus accionistas KMA Construcciones y Grupo Ortiz, obtendrá financiamiento por valor de $2,0 billones. El Banco de Crédito del Perú (BCP) fue el estructurador del crédito, del cual participaron 8 entidades: Bancolombia, IFC, Inter-American Investment Corporation (BID Invest), Corporación Andina de Fomento CAF, JP Morgan, Sumitomo Mitsui Banking Corporation SMBC, MUFG Americas y la Financiera de Desarrollo Nacional FDN, convirtiéndose en el primer proyecto APP en obtener participación de tres multilaterales en el cierre.

 

El monto total de la financiación asciende a COP$2,0 billones, distribuidos de la siguiente manera:

  • Bancolombia – COP$586,202,756,000
  • IFC – COP$410,141,860,000
  • Inter-American Investment Corporation – COP$210,072,660,000
  • JP Morgan – USD$40,326,041.600
  • Sumitomo Mitsui Banking Corporation SMBC – USD$40,326,041.600
  • MUFG Americas – USD$40,326,041.600
  • Financiera de Desarrollo Nacional FDN – COP$194,067,124,000
  • Corporación Andina de Fomento CAF – USD$35,122,681.400

 

Este respaldo financiero garantiza la construcción de las obras contratadas a lo largo de los 272 kilómetros origen-destino que mejorarán la conectividad y el tránsito entre el Centro del país y la Costa Norte. Las obras corresponden a 129 km de construcción de segunda calzada, 116 km de mejoramiento y rehabilitación, 40 puentes peatonales y 43 puentes vehiculares.

 

Se resalta dentro de la consecución del cierre financiero que, como reconocimiento a nuestro esfuerzo en la implementación de la sostenibilidad en la ejecución del proyecto, se logró obtener una calificación plata en la línea de financiación de infraestructura sostenible de Bancolombia.

 

La ejecución del proyecto beneficiará directamente a más de 360 mil habitantes que pertenecen a los 15 municipios del área de influencia directa en Santander, Norte de Santander y Cesar. Adicionalmente, se generarán 42.000 empleos directos e indirectos, se reducirán los tiempos de recorrido y costos operativos de los vehículos de carga, de transporte de pasajeros y demás usuarios que transitan por esta región del país.

En los primeros meses de trabajo, la Concesión mejoró el estado de una vía cuya malla vial se encontraba en avanzado estado de deterioro, gracias a labores de sellado de baches y fisuras, reemplazo e instalación de señalización vertical, demarcación horizontal, remoción de derrumbes, rocería, entre otras actividades que contribuyeron para optimizar la movilidad y mejorar la seguridad de las comunidades y usuarios.

 

A la fecha, se han generado 1.450 empleos, priorizando la mano de obra local. Así mismo, el concesionario avanza en las actividades de gestión predial, social y ambiental, que permitirán construir un proyecto sostenible, priorizando el desarrollo social y económico de las comunidades del área de influencia.

 

Estamos muy agradecidos por la confianza de los financiadores que, con este respaldo, serán partícipes de la ejecución de uno de los proyectos de infraestructura vial más importantes para el avance del país. Queremos continuar siendo actores del progreso social y económico de Colombia, a través de nuestra contribución en la construcción de vías que conecten regiones” aseguró Menzel Amín, representante legal de la Concesión Autopista del Río Grande.

 

El respaldo de KMA Construcciones y Ortiz Construcciones como compañías a cargo de la Concesión Autopista del Río Grande, facilitó la obtención del monto financiado para la ejecución de las obras previstas. Estas dos compañías cuentan con una amplia trayectoria en el sector infraestructura. Con proyectos ejecutados y otros en ejecución a lo largo de la geografía colombiana, se han caracterizado por sus altos índices de calidad y cumplimiento.